Es un día común, nos sentamos frente a la computadora resueltos a navegar por internet, decidimos revisar nuestra bandeja de entrada de correo eléctronico. Se nos escapa una sonrisa al ver que tenemos X nuevos mensajes, a la vez que nos preguntamos quién nos habrá escrito… si fulanito al fin nos escribió, si la editorial contestó nuestro mensaje para que publicaran nuestro libro. En fin, cualquier mensaje que no sea lo que en realidad encontramos: una serie de e-mails que inevitablemente comienzan con “FW” o con “RV”, y que al abrirlos vemos que no están dirigidos sólo a nosotros, sino que para saber de qué se trata el mensaje, debemos bajar hasta el final de una larga sucesión de nombres y direcciones de e-mail para comprobar que nuestra vida depende de ese mensaje, o quizá sólo nuestra conciencia de haber hecho el bien.

Qué son las cadenas

Es más que seguro que se habrá dado cuenta de qué hemos encontrado. Son las llamadas “Cadenas“, pero poco conocidas como “Hoax“. Casi todas las cadenas son hoaxes, es decir, mensajes de correo electrónico falsos, engañosos o de broma, muchos de ellos buscan recolectar direcciones de correo electrónico para ser vendidas y así recibamos algo mucho más desagradable que un hoax: el SPAM o correo basura, lo que incluye correos de suplantación de identidad llamado “phishing“.

Existen muchos tipos de cadenas, tales como las de solidaridad, chistes, las cadenas “benditas” o las “malditas” que dependiendo de lo que hagamos con el mensaje nos sucederá tal o cual cosa, y existen también las de advertencia. Algunas de estas cadenas no son falsas, pero aquellas son las menos, como las que se envían para poder encontrar a alguien o para hacer conciencia sobre un tema en particular, las de chistes son sólo enviadas para entretener un rato a los amigos con humor… Sin embargo, el resto de las cadenas pueden resultar perjudiciales, más que para ser usadas como SPAM, pues suelen confundir a las personas y comúnmente propagar falsa información como ha ocurrido con muchos hoaxes que han intentando desprestigiar a personas conocidas o grandes empresas al acusarlas de distintos hechos, o en casos que se han visto los mismos mensajes pero con distintos datos.

Muchas veces, aunque estos carecen de información contundente o respaldo en otras fuentes informativas, la gente suele creerlas pues dan datos que parecen reales o las hacen parecer enviadas por personas profesionales. Y no voy a mentir, incluso yo creí muchas de estas cadenas que tiempo después investigué y resultaban ser falsas. Las cadenas de virus, suelen ser falsas las mayoría. Un ejemplo concreto: aquellos que indican que no agreguen tal dirección electrónica que en su mayoría tienen el dominio de Hotmail.

Peligros de reenviar cadenas

Por otro lado, hay e-mails que suelen ser menos convincentes, pero usan otros recuersos para convencer al receptor del mensaje: apelan a la sensibilidad. Son aquellos mensajes de solidaridad, en que usualmente existe una persona, niños sobre todo, con una enfermedad gravísima que no puden costear los familiares. Suelen decirnos que no nos cuesta nada reenviar este mensaje, que sólo ocupará un minuto de nuestra vida y que le podemos salvar la vida a alguien, que quizá hasta nosotros mismos podría ocurrinos la desgracia a un hijo, que Dios nos lo agradecerá, etc.

Pero el mayor error de este tipo de mensajes es decir que la necesidad de reenviar el mensaje es que cierta empresa, hospital, organización o fundación, donará dinero por cada mensaje que sea reenviado. ¿Y cómo pueden saber cuántos mensajes se reenvían? Pues resulta que estos e-mail tienen incorporados un dispositivo que ayuda a saberlo. La realidad, sin embargo, es que esto es imposible de hacer y que no existe hoy una sola entidad que done dinero por reenviar e-mails.

Entonces ¿qué hay de malo reenviar estos e-mails? A algunos no les parecerá tan mal, pero además de cargar los servidores con miles de e-mails enviados a la vez, muchas personas se sienten engañadas al ver que jugaron con su sensibilidad por decirlo de una forma, y muchas dejan de creer en estas cadenas lo que puede resultar que incluso duden de casos que son ciertos y no ayuden a personas que en verdad lo necesitan.

Cadenas difíciles de creer

Lejos de estos mensajes se encuentran algunos que me parecen bastantes absurdos e ilógicos. Los más comunes hoaxes: los que ponen nuestra vida en riesgo si al leerlo no los reenviamos, incluso nuestra vida amorosa. Muchos de estos son entretenidos en un comienzo, pues dan lindos mensajes o cuentan historias o chistes, pero al final de él nos da la trágica noticia, indicando a cuántos debemos enviar y qué sucederá. Los más gracioso es que los recibimos pensando que la persona que lo envió le resultó lo que debía pasar, pues en el asunto hay mensajes como “Prúebalo, de verdad funciona”, “Quedé impactada”, “Es real, debes reenvíarlo”, pero sucede que la persona lo envió alegando que funcionaba, pues en realidad no tenía idea, y a fuerzas debía decir que sí para poder ver si sucedía o no la supuesta bendición.

Hay peores que estos, pues el mensaje sólo es una serie de mini historias de personas que ignoraron el mensaje u otras que hicieron caso, y sus respectivas consecuencias, pero nadie sabe qué decía el mensaje antes que sucedieran aquellas historias ni quién las incorporó después… supuestamente. O el clásico que debes apretar F6 después de reenviar… a nadie le ha aparecido nada, y quizá más de alguno pensó que algo debió haber hecho mal como tardarse mucho en apretar la tecla. Pero en definitiva, estos hoaxes siempre nos afirman que sudeció después de reenviar el mensaje, el mismo que estamos leyendo.

Para finalizar mi larga exposición (ustedes disculparán mi incapacidad de síntesis), cabe mencionar que algo caracteriza a todos estas cadenas, y son dos mensajes que se repetetirán una y otra vez:

-“¡¡¡Reenvía a todos tus contactos!!!”

-“Esto no es una broma”

Lo que nos puede garantizar que no debemos reenviar los mensajes, y que sí puede ser una broma… una pésima broma. Así que si quieren reenviar un e-mail de todas formas a varios contaxtos, no olviden agregar los correos en copia oculta, es decir, en CCO, y borrar lo que diga sobre reenviarlo.

PD: El hoax de que Hotmail cerrará, no podría ser más falso. No lo sigan reenviando.

Más información en: Rompecadenas @ ¡Saludos!

.::Mangii::.

Publicadas en Sin categoríaTagged

0 opiniones en “Tienes un e-mail… No deseado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *