Dicen que la fama es efímera -y sí, lo dicen cientos de veces- y es verdad, especialmente en la televisión también conocido como el hogar de los famosos realities show, programas de televisión que prometen hacer famoso a cualquier hijo de vecino sin pagarle un sueldo, pero ofreciéndole un increíble premio a cambio de exhibir su vida en televisión.

Los hay de varios tipos, aquellos que prometen descubrir al próximo talento mundial en tantos ámbitos como profesiones existen, ya sea en la música, como súper modelo, como inventor, en la gastronomía, en la moda etc., en Estados Unidos estos programas son fáciles de reconocer pues muchos de ellos llevan la palabra “América” en sus títulos (America’s Next Top Model, American Inventor, American Idol).

También están esos cuyo único objetivo es poner a un grupo de personas a vivir juntas y que se vayan desarrollando peleas, amoríos y escándalos para luego, en algunos casos, ir eliminándolos a través de pruebas totalmente absurdas que supuestamente ponen a prueba su intelecto, tenacidad, valentía o cualquier otra chamulla que se les ocurra; este parece ser el primer tipo de reality show que existió y el de más popularidad en Chile -pues es el principal generador de farándula-, también es el más aburrido pues su principal atracción es ver cómo se cepillan los dientes cada mañana. Es además el más común, pero que con el tiempo fue variando su temática, de pasar a vivir en una casa y no hacer nada, algunos pasaron a tener que sobrevivir en una isla, otros a realizar entrenamientos como militares y hasta algunos tener que comer asquerosidades o pasar sustos, con la intensión de ganar una cuantiosa recompensa.

Y los hay del tipo VIP, lo mismo que lo anterior, pero en vez de desconocidos son realizados con personas ya “famosas”, pero hablamos de famosos en descenso o famosillos, los primeros que ya nadie recuerda o los segundos que pocos conocen. Hacen lo mismo que en los anteriores realities nombrados, pero a ellos sí les pagan y así esperan recobrar un poco de fama aunque sea para salir en algún programilla del corazón (farandulero).

Pero como comencé contando, la fama no dura mucho ¿cierto? Y casos hay y muy claros, por cada reality show que existe hay un ganador por cada temporada, entonces resulta que hay muchísimos ganadores, así que el programa que nos prometía encontrar al próximo ídolo de la música, a final de cuentas nos presenta a 10 próximos ídolos de la música, cada uno se va contento a casa soñando con volverse famoso, sacar su disco, hacer sus conciertos, pero ¿alguien recuerda a Kelly Clarkson? Fue la ganadora de la primera temporada de American Idol y en lo personal, la única que conozco y quizá muchos, la única que recuerden. Sacó varios discos después de ganar, pero su fama mundial se estancó. Y no digo que los demás y ella no hayan logrado fama, sino que sólo en su país de origen son conocidos, para el resto, nada.

Pero bien, en la música es otro cuento, en otros ámbitos son varios a quienes les tocó disfrutar sólo su premio -alguna portada, el lanzamiento de su carrito de comida- ya que el reality show que ganaron no creó ninguna nueva celebridad en el ámbito en el que se destacaron, terminando siendo una fábrica de personajes que no van a parar a ningún lado. La primera ganadora de America’s Next Top Model, Adrianne Curry tuvo suerte y se convirtió en una famosa modelo, pero nadie habla de alguna top model salida de ese show y dudo si alguna vez oiremos de ellas cómo oímos de Naomi Campbell, Cindy Crawford o Heidi Klum. Y hablando de Heidi Klum, no sé qué decir sobre Project Runway, reality show que presenta la oportunidad a varios diseñadores de crear su propia línea de ropa y bla bla bla, puede que resulte, no sé, porque de diseñadores famosos sé unos nombres vagos.

El caso chilensis

Y si no lo notaron, ANTM y Project Runway son los únicos realities show que he visto que me han gustado, American Idol en mi vida lo vi. Pero vamos al caso local, al chilensis y por extensión al de Latinoamérica. Aquí sí que aquellos nuevos famosillos no duran mucho, el mayor fracaso de reality show chileno fue el primero que lanzó Televisión Nacional de Chile, uno que creo que se llamaba… ¿Tocando las estrellas? Pues bien, el pograma busca talentos Chile’s Next Animador Edition, tuvo como ganador a Marcelo Castillo, que nunca fue animador, pero ganó un espacio en un estelar nocturno donde tuvo más suerte que el reality show que nadie veía. El primer reality caza talentos de MEGA fue la versión chilena de Operación Triunfo, un exitazo su versión original en España, un nuevo fracaso en Chile. La ganadora fue Mónica, chica muy talentosa que fue rápidamente olvidada por el público que nunca vio el programa. Y ni hablar de Guerra de Bares. Lo de ni hablar iba en serio.

Hubo más experimentos de reality show, pero el primerito de todos fue el lanzado por Canal 13 quien goza del reconocimiento de ser el culpable que estos programas llegaran a este país, el bien recordado Protagonistas de la Fama. El objetivo: ser famoso, cómo lo lograban: conversando entre ellos tan bajito para que fuesen necesarios subtítulos y darse la buena vida haciendo nada. En realidad no sé si hacían algo más, era eso lo que veía cuando hacía zapping. Y vaya cómo de la noche a la mañana surgieron figuras tan importantes como Álvaro Ballero y su genial talento para repetir una frase en un comercial de televisión. Luego Fama tuvo más temporadas que nadie recuerda. La Granja VIP, del mismo canal, fue el primer reality show encargado de revivir famosos olvidados, y sí, vivían en una granja.

Luego le siguió el único éxito telerrealidad de TVN: Pelotón. Donde desconocidos vivían como militares en un regimiento y bla blá, todo un generador de farándula que tuvo su mayor auge cuando incluyó a famosos, algunos conocidos, y otros que en mi vida conocí, pero que se volvieron muy conocidos sobre todo por aparecer en el diario más serio de este país: Las Últimas Noticias. Pero si vamos de hablar de casos extremos, tenemos el del un programa que no supe cómo incluir en alguna de las categorías mencionadas al principio ya que su finalidad era la de encontrar el amor de tu vida, o mejor dicho, el de una chica que debía elegir entre un grupo de no codiciados solteros. Se llamaba Amor Ciego y estaba basado en el programa estadounidense The Bachelor, el vencedor -que obtuvo como premio el corazón (metafóricamente hablando) de Carolina Bastías- fue el memorable Edmundo Varas, quien como lo describe Wikipedia, es un seudo-personaje de televisión chilena convertido en famoso por desconocidas razones quien además se dedicaba a cantar sin ningún talento para la música -y para peor, canciones malas. Su fuente de ingresos pasó a ser salir en la televisión por sus escándalos y enredos amorosos que obviamente son de un interés cultural para toda la población. Cuando los medios dejaron de considerarlo, intentó dar lástima para recobrar fama, pero sus intentos fracasaron y ahora se dedica a mendigar.

Fuente: Mis memorias y un poco de aquí y de allá.

Nota: También existen los docu-reality que no son concursos, y son muchísimo mejores que los reality show, a menos que sea creado en Chile.

0 opiniones en “Sobre el Reality Show y de como alguien que nunca los vio habla sobre ellos

  1. Entrete la columna, increíble como se ha dado tanta telebasura en 7 años (el 1° reality) y más lo que pelan al programa de "Algo habrán hecho", Ok, puede que le falten algunas cosas, pero pucha que hacen falta esos programas en tv, sobre todo si pensamos que esa es la tv que llega a los sectores vulnerables que no pueden escapar de la basura televisiva poniendo cable.

  2. el primer reality de canal 13 fue protagonistas de la fama donde buscaban actores… despues vino protagonistas de la musica… creo que fue los dos que vi… y seria… despues de ver como se destrozan preferi no seguir viendo ese tipo de programas, al menos en chile… de vez en cuando veo algo de los extranjeros pero como no me atrae mucho el formato termino cambiando la tele :P…

    y eso… como dice la niña antes de mi comentario es purta telebasura… cero aporte y nada productivo…

    buen post!

    saludos!:D

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *