¡Hola, niños! Sé que llevo mucho tiempo sin publicar, más de lo que suelo tardar, y para que no se preocupen les traigo una pequeña entrada sobre el tema sensación del momento: ¡los terremotos!

Y es que desde el terremoto del 2010 en Chile, sumados al anterior terremoto en Haití el mismo año y el de Japón el año siguiente, no se ha dejado de lado el tema en nuestro pequeño y sísmico territorio. Incluso ya es tema en otros países, tal como México, que tuvo su propio terremoto este 2012 y ha resultado ser un tema preocupante, debido a las réplicas que se han sentido. Y por lo tanto, como en cualquier situación en que la gente ponga su atención, no faltan las personas que se aprovechan para obtener fama, dinero, reconocimiento o lo que sea; así es en este tema donde los adivinos, profetas y personajes locos han realizado sus predicciones profetizando terremotos en todo el globo, de los cuales… ninguno ha sucedido, por lo menos, no con exactitud.

Fácilmente podrían pasar desapercibidas dichas advertencias, pero lo preocupante es que ¡la gente les cree! Aunque muchos afirman no creerles, toman las precauciones sólo por si acaso.  De acuerdo, estar prevenido para un terremoto es algo que todos debemos hacer todos los días, viviendo en una zona sísmica, pero no es lo mismo esperar el día del dichoso terremoto y tomar nuestras cosas para correr a un cerro por si hay tsunami, abandonando cuanto tenemos… y dejándolo a merced a saqueadores que mantener en casa un bolso con los insumos necesarios para cualquier momento y ni pensar en el tema. Estas noticias no hacen más que provocar pánico y preocupación extra en las ingenuas personas que no hacen caso a lo que miles de veces se ha dicho:

¡Es prácticamente imposible predecir un terremoto!

Pero no, no hacen caso y más si la advertencia proviene de un famoso comunicador de televisión pelado, rechonchito y adicto al cine y YouTube. Personaje (bien conocido por ustedes, sí, Juan Andrés Salfate) que ha tomado mayor importancia en la comunidad científica al ser elegido vocero y representante chileno del prestigioso instituto sismológico brasileño Red Quake Alert. El que es en realidad un organismo que sostiene manejar un logaritmo que les permite predecir terremotos en cualquier parte del mundo —método aún desconocido y que no han querido compartir—, y que este último tiempo ha alarmado a la ciudadanía chilena, ya que hace sólo un par de semanas predijeron un fuerte sismo para el sur de Chile que a los dos días… sucedió. Sí, acertó en una predicción de las muchas que ha hecho, lo cual no es tan difícil si pensamos que Chile es un país muy sísmico donde cada poco tiempo ocurre un sismo de mediana intensidad.

Si meditamos en esto, nos parece extraño que la gente tome mayor credibilidad a este organismo y alabe al señor Salfate por su maravillosa profecía, cuando lo verdaderamente alabable sería que predijeran el sismo especificando día, hora y lugar para no mantener a las personas que les creen en suspenso a cualquier hora del día toda su vida. Y pensando si realmente funciona este método que posee Red Quake Alert, lo ideal sería que lo compartieran con organismos especializados para contribuir a la ciencia en vez de guardarlo como si del secreto de la abuela se tratase. Pero como ven, tampoco es fiable, aún cuando haya acertado a un sismo… entre decenas de sismos predichos.

Sé que la escena es complicada y nos vemos desamparados cuando ni siquiera nuestras autoridades responsables son competentes (ejem… Onemi) o que creemos que los sismólogos y geógrafos deberían ser capaces de prevenirnos, cosa que no es así. El consejo es hacer caso a los verdaderos expertos cuando afirman que es imposible predecir un sismo mucho antes que este ocurra, pero siempre estar prevenido y seguir los consejos dados para cuando un terremoto ocurra, cosa que pasará tarde o temprano. Siguiendo esos consejos que dan -y que yo no repetiré- pueden, niños, sobrevivir a una catástrofe.

Fotos: terremoto Chile 2011. Daría los créditos, pero no sé quién las tomó 🙁

0 opiniones en “Profecías sísmicas

  1. La verdad es que concuerdo totalmente tu punto de vista. Todo esto realmente ES UN CHISTE; como dijo Copano, "jugar (y hasta lucrar) con el miedo".

    Considero que la predicción de terremotos es otro patético intento del ser humano por querer controlar la naturaleza. Lo mismo que pasa con lo de Hidroaysén y otras instalaciones de energía, creyendo que el territorio es nuestro Y SOLO NUESTRO.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *